viernes, 27 de julio de 2012

Els Amics de les Arts, en exclusiva para Cataloterapia

Después de ir a verles hace dos años a un concierto en Sant Cugat, decidimos a última hora desplazarnos a Igualada en coche para verles en el European Balloon Festival. Fuimos, básicamente, por dos motivos: el primero es que tocaban Els Amics de les Arts, de los que cada vez éramos más fans. El segundo es que era gratis, y si para ello hay que ir a Igualada (pueblo perdido en la Catalunya profunda), ¡se va!



Como veis, todo el reportaje fue sobre la marcha. La verdad es que fue una noche entrañable, tanto por todo lo que vimos (los globos al llegar, el pedazo de concierto), como por la compañía que fuimos (cuatro grandes amigos) como por el privilegio que tuvimos de intercambiar unas palabras con ellos. El viaje estuvo lleno de anécdotas con las que no terminaríamos nunca, pero me quedo con el hecho de que Eduard todavía se acordaba de haberme visto en algunos conciertos!

Se trata, así, del primer vídeo que hacemos con motivo de Cataloterapia, la página que empecé hace tiempo en la que difundimos (lo mejor posible) las canciones catalanas que creemos que merecen la pena, así como las que nos recomendáis. 

miércoles, 13 de junio de 2012

Cambio de look... y de silueta corporativa

Así es. Después de mucho llenarme la boca diciendo que iba a raparme bien el pelo, he decidido hacerlo. Tengo que alegar que no pensaba que fuera a quedar tan corto, pero en fin, ya no hay vuelta atrás. Y puestos a marcar un hito en la historia de mi emblemática cabellera, le pedí a mi hermana que grabase con la cámara mientras su novio me rapaba con la máquina. Hoy, veinticuatro horas después, ya tengo el vídeo de mi propio Apocalypse.


No voy a negar que se me había acumulado demasiado mono de hacer un vídeo nuevo. Así que, a modo de vídeo-antesala de alguno un poco mejor que tengo en mente para este verano, me parecía adecuado. 

Poco más que añadir. Agradezco a mi hermana Ima que grabara con tanta minuciosidad el proceso de esquilación capilar, a mi futuro cuñado Roger que se atreviera a raparme el pelo sin haberlo hecho nunca jamás con nadie y a mi otra hermana Miriam que me haya ayudado como cámara para la escena introductoria. Quizás, por todo esto, podamos catalogar este vídeo como una pequeña mirada nostálgica al cine doméstico que dejé atrás hace un tiempo, con una pequeña dosis de ficcionalización. 

Volveré a postear pronto. Podéis suscribiros a la cuenta, al blog, o seguirme en Twitter (@TheYllusionist). Un saludo amigos!

viernes, 4 de mayo de 2012

Cuando todo comenzó: vídeo-ilusionismo

Queridos amigos,

Como hace un par de meses que no actualizo el blog, se me ha ocurrido que sería interesante mirar hacia atrás, al principio de TheYllusionist, a aquellos primeros vídeos en los que "teníamos que estar atentos". Como el nombre indica, al principio quería utilizar esta cuenta única y exclusivamente para vídeos de ilusionismo. No es que yo sepa hacer trucos de magia, pero quería utilizar el montaje de vídeo para crear ilusiones que, en realidad, no existían. Hoy, tres años y pico más tarde, me dispongo a revelar los secretos de esos tres primeros vídeos, por si a alguien le cabía alguna duda. 

Este primer vídeo no tiene más misterio. Era febrero de 2009. Acababa de comprar el Pinnacle, y quise experimentar con el chroma key (¡con un mantel rojo!). Es obvio que se trata de un montaje de vídeo, que nadie se asuste. Además, fue mi pequeño "homenaje" -si se me permite llamarlo así- a mi película favorita, El truco final. Que disfrutéis del vídeo y de mi melena de 17 años. 


El segundo vídeo tiene más historia, porque, además, estuvo tres días en portada, en la antigua sección de "Destacados" de Youtube. De ahí que sume, a día de hoy, 57.000 vistas. Me interesaba ver cómo reaccionaba la gente. Algunos comentarios buenos, otros indignados con lo simple del truco, otros creyendo que sabían el truco pero decían una cosa que no era, como que el secreto estaba en las mangas largas... 


El truco: si os fijáis, cuando cierro el puño, se nota que hay un pequeño corte; dejé caer la bola y después la cogí, intentando mantener la postura. De hecho, la cámara "vibra" para que no se note que era un plano fijo y estático, puesto que hubiera sido más fácil identificarlo. O sea: ni hilos, ni mangas, ni habilidad de manos ni leches. 

Vistos muchos comentarios que se las daban de listos pero no acertaban con el truco, como os he dicho antes, quise lanzar un último desafío de ilusionismo. Se trata de un sencillo juego de tres cartas, en el que consigo que una de ellas, un "As", desaparezca dentro de una caja, convirtiéndose en un Jóker, y reaparezca después en mi manga. Dedicado a los que culpaban a mis inocentes mangas en el truco anterior. 


Los comentarios sí que fueron una masacre: que si tendría que enseñar la caja al final, que si se nota que me escondo la carta en la manga, que si la caja está trucada o tiene un falso fondo, etc. Pues bien, nada de eso.


El truco: el "As" está dentro de mi manga todo el tiempo. Cuando cojo el "As" del principio y lo meto en la caja, pese al sospechoso movimiento que me empeño en hacer, lo meto en la caja tal cual, sin ningún tipo de truco. Pero el truco viene a partir del minuto 0:45 en el que empiezo a mezclar, sin ningún tipo de necesidad, las otras dos cartas. En ese momento, una mano anónima abría la caja y cambiaba el "As" por un Jóker. "¿Y por qué no se ve nada?". Porque la pantalla está dividida. La parte de la derecha es en tiempo real, y la de la izquierda está cortada, con filtro de iluminación para que no se note la "cortina". Y después, para acabar de vender el truco como si de verdad fuera un truco, vuelvo a alargarme la manga de la camiseta y a hacer gestos sospechosos.

Con este vídeo sólo pretendí -y conseguí, por lo visto- quedarme con la gente que tacha el truco de descaradamente fácil cuando, en el fondo, no sabe cómo se ha hecho. Quizás algún día me da por volver a las andadas. Quién sabe. Hasta entonces, quiero que estés atento...

lunes, 6 de febrero de 2012

Atrapados en el Día del Patrón

El 8 de febrero celebramos el Día del Patrón en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Es un miércoles en el que, en lugar de clases, hay actividades: un concurso tipo Atrapa un millón (del que, por cierto, me tengo que encargar yo; a ver qué pasa...), el entrañable partido de fútbol profesores-alumnos, paella solidaria organizada por Jorge Panera, proyección de los cortometrajes de la gente de 4º, actuaciones y arte en fcom on the stage...

Nos pidieron si podíamos hacer un vídeo viral para fomentar que la gente asistiera, en lugar de quedarse perezosamente en sus casas. Carlos Puig, Eduardo Vázquez y yo ya tenemos antecedentes en vídeos promocionales de humor, así que aceptamos la propuesta con una sonrisa y enseguida nos pusimos a pensar. 

La primera idea fue: alguien que no quiere ir al día del patrón. Entonces, no sé por qué, se me vino a la cabeza la imagen de Carlos (que ha terminado siendo actor y ha ayudado con el guion, el sonido y el montaje) imitando a ese caricaturesco personaje de Atrapado en el tiempo, diciendo "Phil?! Eh, Phil!", imitación que ya había hecho con anterioridad. Cuando pensé en eso, se lo comenté enseguida a Eduardo, con el que estaba de brainstorming en un descanso de clases. Ya teníamos un lugar de dónde partir: todos los alumnos de la facultad hemos visto Atrapado en el tiempo en el primer año.

Sabiendo que íbamos a contrarreloj, empezamos a perfilar frenéticamente el guion definitivo. Grabamos al día siguiente, el viernes, relativamente rápido, pues estaba todo a punto (aunque eso no nos libró de pasar frío en la escena de Carlos y Edu en el exterior). Aquí tenéis el resultado.


El principal patrón del guion resultó ser imitar casi al pie de la letra algunas de las escenas míticas de un día (el día, mejor dicho) de Phil Connors: amanecer con la radio, conversación incómoda (en nuestro caso, en el ascensor), encuentro con el amigo chiflado y amargura final en el sofá, tras un día desperdiciado. Obviamente, todo trasladado a nuestro contexto; Día del Patrón en lugar de Día de la Marmota, etc. Por cierto, conviene apuntar como curiosidad que el día en el que perfilamos el guion era 2 de febrero: el Día de la Marmota. ¡No digo más!

Grabamos prácticamente en sentido inverso: el jueves por la noche, Edu viendo la tele y volviendo a la habitación. Y el viernes empezamos con la escena de Jon Ander -aparición estelar!- caminando con los auriculares, luego la conversación con Carlos en el párking y al final de todo el amanecer. Ya en postproducción, grabamos las locuciones: la radio de la mañana, imitando a los locutores de la película, la conversación por teléfono mientras ve la tele (habréis notado que Edu estaba viendo el mítico capítulo de Atrapa un millón, de Remedios Cervantes jorobando al pobre concursante). Creo que, en todo el proceso creativo, la cantidad de burradas y paridas que se nos iban ocurriendo darían para hacer otro vídeo, que no duraría menos de 25 minutos, fijo.

Tengo que destacar la importante colaboración de Santi González Barros, con cuyo Mac hicimos la parte "dura" del montaje, y que también me ayudó a recortar y seleccionar las tomas buenas, darles continuidad de sonido, coherencia, etc. Nos salvó en el último momento. 

domingo, 29 de enero de 2012

Pérdida de dignidad masiva en YouTube

Volvemos a las andadas. Después de unos meses de desaparición creativa, decidimos sacarle el polvo a las cámaras y estrenar la grabadora de voz que me trajeron los Reyes Magos. ¿Pero cómo? 

No sé si os acordáis, pero en verano Danet lanzó un concurso  de vídeos cuyo premio eran 50.000 €. Unos amigos y yo participamos -en vano-, pero lo gracioso era ver el calibre de algunas obras que también se presentaron. Merecía ser recopilado y contado con algo de humor al mundo. A partir de esta premisa, nos pusimos manos a la obra.

Desde el primer momento tuve claro que no iría a ninguna parte si no contaba con la ayuda de mi reincidente colaborador -y amigo- Eduardo Vázquez Subirats. Con él hicimos, hace varias semanas, la selección de algunos vídeos que valdría la pena comentar, de los cuales muchos hemos acabado descartando. Hace unos días volvimos a juntarnos, venciendo a la pereza habitual de emprender una nueva producción, para perfilar el guion. Después quedamos para grabar en una de las aulas de Desarrollo de nuestra facultad. Muy a última hora conseguimos incorporar a Carlos y a Alfredo al equipo, como cámaras (cada uno con la suya; más abajo os cuento...). Así que todo estaba listo.


Ahora, al ver el vídeo acabado, me doy cuenta de cuántas cosas se pueden mejorar. Desde el guion hasta su combinación con la realización de cámaras, la cual me hubiera ahorrado unas cuantas horas de edición. Y digo horas porque se me han juntado muchas cosas: mi ordenador se apaga solo si lo sobrecargo de trabajo, el HD de Carlos no me ha dado tanta guerra como otras veces,  pero sí el nuevo Full HD de Alfredo (con todo el cariño, ¿eh?); un puto suplicio. No había manera de que lo leyera el Pinnacle, pero al final, a trompicones, hemos podido salir adelante, aunque los apaños de filtros, tamaño de fotograma etc. merecerían ser detallados. 

Grabamos el vídeo completo unas tres veces. Si sois muy sutiles, podréis notar algunos cambios de cámara "falsos" que hay durante el vídeo. Me abstengo de revelarlos yo! Considero destacables algunas ideas de guion que Edu hizo sobre la marcha, como lo de "he traído la silla" o sus clases de ballet a alumnos moldavos. También creo que ha sido un puntazo la coña del "ya", que da mucho de sí, y el principio exageradamente trágico-dramático comparado con el desarrollo y final humorístico-distendido. Me parece bastante bueno el momento del "plano íntimo", cuando Edu no puede contener la emoción y tengo que consolarle, el destello de "Hacienda" y del vídeo ganador, así como los planos en contrapicado del final. Es anecdótico también el momento en el que digo "Nadie pudo prever que Youtube se... joder, es que no puedo dar esta noticia yo solo". Si os fijáis, lo de "Nadie pudo prever..." viene más adelante, después del segundo "lamento" de Edu. Me equivoqué, pero para no tener que repetir la presentación lo normalicé y queda bastante convincente. 

Pasado el fin de semana del montaje, antes de hacerlo público, he enviado el vídeo a algunos amigos para que me den su opinión, a modo de pretest antes del estreno. Me ha parecido bonito el espíritu crítico-constructivo de alguno. Desde si los cambios bruscos de música son adecuados hasta si sobrarían segundos de vídeos de YouTube, o si el principio se hace un poco pesado. No estoy a tiempo de cambiarlo (en parte por pereza!), pero la verdad es que me parece importante aprender de todo aquello que sea mejorable, para más adelante. Muchos, curiosamente, me habéis preguntado: "¿Cuál es la finalidad del vídeo?". La verdad, sin ahondar en explicaciones que resultarían redundantes o simplemente imprecisas, el vídeo ha sido el pretexto para regresar al videoblog, volver a intentar la modalidad de comentar vídeos, probar cómo va la grabadora de voz y cómo compaginar las dos cámaras con el montaje, etc etc. Y, aun así, estamos contentos con el resultado.

Esperamos aprovechar la carrerilla y volver pronto. ¡Se agradecen comentarios!


P.D: Hay dos coñas que quizás hay que explicar, porque a veces nos tomamos el humor demasiado en serio. La primera es la de "una noticia de la que merece la pena lamentarse, valga la redundancia". Se me ocurrió a mí, aunque es bastante forzado; "pena" y "lamentarse", como si constituyeran una redundancia. Sin más. Y después, la "demanda de Tele5" sería porque son ellos los que quieren acaparar siempre ese tipo de contenido. Ala, ya está explicado!