viernes, 4 de mayo de 2012

Cuando todo comenzó: vídeo-ilusionismo

Queridos amigos,

Como hace un par de meses que no actualizo el blog, se me ha ocurrido que sería interesante mirar hacia atrás, al principio de TheYllusionist, a aquellos primeros vídeos en los que "teníamos que estar atentos". Como el nombre indica, al principio quería utilizar esta cuenta única y exclusivamente para vídeos de ilusionismo. No es que yo sepa hacer trucos de magia, pero quería utilizar el montaje de vídeo para crear ilusiones que, en realidad, no existían. Hoy, tres años y pico más tarde, me dispongo a revelar los secretos de esos tres primeros vídeos, por si a alguien le cabía alguna duda. 

Este primer vídeo no tiene más misterio. Era febrero de 2009. Acababa de comprar el Pinnacle, y quise experimentar con el chroma key (¡con un mantel rojo!). Es obvio que se trata de un montaje de vídeo, que nadie se asuste. Además, fue mi pequeño "homenaje" -si se me permite llamarlo así- a mi película favorita, El truco final. Que disfrutéis del vídeo y de mi melena de 17 años. 


El segundo vídeo tiene más historia, porque, además, estuvo tres días en portada, en la antigua sección de "Destacados" de Youtube. De ahí que sume, a día de hoy, 57.000 vistas. Me interesaba ver cómo reaccionaba la gente. Algunos comentarios buenos, otros indignados con lo simple del truco, otros creyendo que sabían el truco pero decían una cosa que no era, como que el secreto estaba en las mangas largas... 


El truco: si os fijáis, cuando cierro el puño, se nota que hay un pequeño corte; dejé caer la bola y después la cogí, intentando mantener la postura. De hecho, la cámara "vibra" para que no se note que era un plano fijo y estático, puesto que hubiera sido más fácil identificarlo. O sea: ni hilos, ni mangas, ni habilidad de manos ni leches. 

Vistos muchos comentarios que se las daban de listos pero no acertaban con el truco, como os he dicho antes, quise lanzar un último desafío de ilusionismo. Se trata de un sencillo juego de tres cartas, en el que consigo que una de ellas, un "As", desaparezca dentro de una caja, convirtiéndose en un Jóker, y reaparezca después en mi manga. Dedicado a los que culpaban a mis inocentes mangas en el truco anterior. 


Los comentarios sí que fueron una masacre: que si tendría que enseñar la caja al final, que si se nota que me escondo la carta en la manga, que si la caja está trucada o tiene un falso fondo, etc. Pues bien, nada de eso.


El truco: el "As" está dentro de mi manga todo el tiempo. Cuando cojo el "As" del principio y lo meto en la caja, pese al sospechoso movimiento que me empeño en hacer, lo meto en la caja tal cual, sin ningún tipo de truco. Pero el truco viene a partir del minuto 0:45 en el que empiezo a mezclar, sin ningún tipo de necesidad, las otras dos cartas. En ese momento, una mano anónima abría la caja y cambiaba el "As" por un Jóker. "¿Y por qué no se ve nada?". Porque la pantalla está dividida. La parte de la derecha es en tiempo real, y la de la izquierda está cortada, con filtro de iluminación para que no se note la "cortina". Y después, para acabar de vender el truco como si de verdad fuera un truco, vuelvo a alargarme la manga de la camiseta y a hacer gestos sospechosos.

Con este vídeo sólo pretendí -y conseguí, por lo visto- quedarme con la gente que tacha el truco de descaradamente fácil cuando, en el fondo, no sabe cómo se ha hecho. Quizás algún día me da por volver a las andadas. Quién sabe. Hasta entonces, quiero que estés atento...